Hidrofugado

Cómo hidrofugar obra vista, piedra natural y superficies porosas en general

Hidrofugado prosil ampliar imagen

La zona derecha del ladrillo ha sido tratada con el hidrofugante Prosil

El hidrofugado en los soportes tiene por objeto aumentar su resistencia a la penetración del agua (distinto concepto que impermeabilidad).

Los productos que logran el hidrofugado, también llamados “hidrorrepelentes”, modifican, en su fase líquida, los poros de la superficie en la que han sido aplicados.

Una vez secos, estos poros repelen el agua de lluvia.

Los hidrofugantes repelen el agua de lluvia porque el producto aplicado modifica la tensión superficial de la materia donde es aplicado.

Cuando el agua se pone en contacto con un sólido, se ponen de manifiesto la cohesión (fuerzas líquido-líquido) y la adherencia (fuerzas sólido-líquido). Debido a la estructura molecular del agua, ésta tiende a adoptar una forma esférica pero en contacto con un sólido, las fuerzas mecánicas de atracción del mismo tienden a hacer que esa esfera no se forme y moje la superficie.

En la zona de contacto entre el agua y el material de la fachada se crea un ángulo de contacto:

  • Si éste tiene un valor entre 0 a 90º, el líquido mojará al sólido (la adherencia es mayor a la cohesión).
  • Si el ángulo tiene entre 90 y 180º, el agua no mojará la superficie (la cohesión es mayor a la adherencia). Se formarán gotas que se deslizarán por la superficie del muro: tendremos una fachada hidrófuga.

El concepto actual de rehabilitación demanda la protección de las superficies con productos que no formen película, que no alteren el aspecto estético original y que tengan un elevado grado de transpirabilidad.

Por otro lado, el grado de penetración en el soporte debe ser máximo, siendo los más efectivos los tratamientos con productos al disolvente.


Proceso de trabajo Prosil


1. Asegurarse de que la superficie a tratar está completamente seca (tras trabajo con hidrolimpiadora esperar 3 días; tras lluvia 24 horas).


2. Producto listo al uso: aplicar directamente con brocha, rodillo o pistola, en una sola mano y a saturación (la hidrofugación será más efectiva cuanto mayor cantidad de producto pueda absorber el soporte).

Sobre materiales muy porosos, aplicar una segunda mano cuando desaparezca el brillo de la primera.

El secado se produce a las 12 horas de la aplicación.

Productos